Autosabotaje institucional: SAT

    Nuevamente la jefa del SAT pide mesura cuando las cajas no están sonando.

    61
    Margarita Ríos-Farjat

    El Servicio de Administración Tributaria se encarga de dirigir la política tributaria del país, la cual está encaminada a lograr que personas físicas y morales contribuyan proporcional y equitativamente al gasto público.

    La responsabilidad que carga el SAT no es menor, expertos afirman que El Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 del presidente Andrés Manuel López Obrador podría fracasar si no aumenta la recaudación de impuestos y fiscaliza a las empresas multinacionales para combatir la evasión fiscal, a fin de que los ingresos tributarios financien la política social y de inversión del actual gobierno.

    México pierde al año de un billón 260 mil millones a 250 billones de pesos por evasión y elusión fiscal, según Global Financial Integrit. Margarita Ríos-Farjat, jefa del SAT, parece no tener interés en aumentar la recaudación.

    Durante sus primeros 11 días de gestión, canceló y condonó créditos fiscales a 330 personas físicas y morales por más de 2.8 mil millones de pesos. De esta cantidad, cinco contribuyentes (el 1.52 por ciento de los deudores) concentraron el 87 por ciento (2.5 mil mdp) del monto total de cancelaciones y condonaciones del periodo referido. Estas cancelaciones y condonaciones, además, ocurrieron de manera opaca y sin fundamento claro.

    Ahora bien, dentro del SAT, la Administración General de Aduanas ha estado muy presente tanto en redes sociales como en los medios. Además, se ha declarado que durante los primeros 100 días, esta administración perteneciente al SAT ha aumentado su recaudación en un 35 por ciento, sin embargo, esto no parece tener contenta a la jefa, pues en semanas anteriores se filtró un oficio donde puso una advertencia por publicitar la actividad aduanera.

    Al parecer, eso no bastó y se comenta que se está preparando uno de sus ya famosos oficios en donde pide ahora directamente al presidente Andrés Manuel que el comisionado de las aduanas frene su ritmo de trabajo, argumentando la falta de institucionalidad hacia su persona como jefa del SAT.

    Margarita Ríos-Farjat está parando no sólo acciones que reactiven el crecimiento de la economía y fortalezcan la estabilidad del peso, sino que también está parando a sus subordinados, argumentando que sobrepasan su institucionalidad.

    ¿Es esta la política tributaria que llevarán a la actual administración para conseguir sus objetivos?

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here