El estrepitoso fracaso de la educación digital en México

162
El estrepitoso fracaso de la educación digital en México.

Gobierno tras gobierno ha impulsado programas educativos basados en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), sin resultados favorables.

La imagen de estudiantes de primaria en México que buscan en tabletas la respuesta a una pregunta del maestro era difícil de imaginar hace 17 años, cuando la “revolución educativa” iniciada por el Gobierno Federal parecía una fantasía de ciencia ficción.

Pero en menos de dos décadas, la educación pública en México transitó de un modelo de enseñanza offline a uno en el que el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) tienen un importante papel en el acceso al conocimiento.

El camino que tuvo que recorrer esa iniciativa no ha sido fácil. De hecho, ha sido tan tortuoso que ha tenido que replantearse cada vez que un nuevo presidente se vuelve inquilino de Los Pinos.

Fue durante la presidencia de Vicente Fox (2000-2006) que se decidió incorporar a las TICs en la educación pública. Con el nacimiento en 2004 del programa Enciclomedia se buscó enriquecer el proceso de enseñanza dentro de las aulas escolares.

Sin embargo, pese a que la palabra “tecnología” fue citada más de 100 veces dentro del programa educativo insignia del panista, el proyecto que tuvo una inversión de 25 mil millones de pesos fracasó.

La entonces titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Josefina Vázquez Mota, fue señalada por malgastar 3 mil millones de pesos para finiquitar los contratos del programa en secundarias. Por su parte, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) indicó que Enciclomedia presentaba irregularidades en su administración y operación.

El organismo auditor reportó que en el 2010 alrededor de 254 mil alumnos de quinto y sexto de primaria no contaron con las herramientas del programa, debido a que los prestadores de servicios incumplieron y dejaron sin servicio a 11 mil aulas durante más de tres meses del ciclo escolar 2009-2010.

El segundo fracaso

Después del fracaso, la SEP intentó introducir el sistema educativo mexicano a la “sociedad del conocimiento” durante el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012).

En ese entonces, el titular de la dependencia, Alonso Lujambio, anunció el fin de Enciclomedia y admitió que ese proyecto no tuvo un proyecto pedagógico ni de capacitación a los docentes.

Así fue como inició el Programa Habilidades Digitales para Todos (PHDT), uno que en su primer año, en 2009, recibió mil millones de pesos. En 2011, mientras se reducía el presupuesto de Enciclomedia, el de esta iniciativa casi se quintuplicó a 4 mil millones 903 mil pesos.

El proyecto calderonista tenía como objetivo entregar laptops, cuyo costo rondaba en los 3 mil pesos, a estudiantes de quinto y sexto de primaria, así como brindar conexión de Internet de banda ancha a primarias y secundarias. La ASF, de nueva cuenta, detectó que alrededor de 2 mil aulas, de las casi 663 mil en el país, fueron equipadas.

“Los alumnos y docentes de primer grado de secundaria no contaron con el apoyo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) que se supone debería otorgar el programa”, señaló el organismo en la auditoría a la iniciativa.

Un tercer intento

Hoy, el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) estableció el programa MiCompu.Mx para alumnos de escuelas públicas de quinto y sexto de primaria en los estados de Colima, Sonora y Tabasco.

Según la SEP, en su primera fase de operación se entregaron un total de 237 mil 802 equipos que benefician a 220 mil 430 alumnos de quinto y sexto grado de primaria, que cuentan con 11 y 12 años de edad.

Durante los tres primeros años del gobierno de Peña Nieto, se invirtieron 3 mil 763 millones pesos para adquirir 240 mil laptops y 1 millón 669 mil tabletas para niños de escuelas públicas, según reportaron medios de comunicación nacionales.

Tras reportarse fallas en las laptops, el Gobierno Federal otorgó a la asociación IUSA y JP-Inspiring Knowledge otra licitación, para vender 960 mil tabletas con un costo de mil 805 millones 836 mil pesos.

Para el ciclo escolar 2014-2015, la administración peñanietista capacitó a más de 30 mil autoridades educativas para trabajar con las tabletas y computadoras portátiles.

¿Qué sigue?

Aunque en México las TICs es uno de los sectores con mayor crecimiento en la economía, estas tres iniciativas educativas aún no han demostrado su efectividad a largo plazo.

El Informe Global de Tecnología de la Información 2016 del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), reveló que el país se encuentra en el sitio 76 de 139 naciones evaluadas, lo que lo ubica por debajo del promedio del índice NRI (Networked Readiness Index).

Si el próximo presidente de México busca implementar otro programa de educación basado en las TICs, es necesario que involucre a maestros y tecnólogos que evalúen el desempeño de los programas para mejorar las iniciativas, que hace dos décadas parecían una lejana posibilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here