Masacre en Las Vegas ‘dispara’ debate del control de armas

45
Non-Violence
Foto: Fiveprime / Escultura “Knotted Gun” por Carl Fredrik Reuterswärd, 1988; en la sede de la ONU en Nueva York.

Tras el tiroteo en Las Vegas, importantes personalidades en EUA exigieron a los congresistas republicanos y demócratas un consenso para el control de armas.

El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, sostuvo a principio de 2016 que el país no podía seguir siendo “rehén del lobby” de la industria armamentista sin lograr una reforma que controlara el uso de las armas de fuego, garantizado por la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense desde 1791.

A poco menos de dos años de que el exmandatario tratara de instruir un decreto que regulara la venta, posesión y transporte de armas de fuego y municiones en la Unión Americana, el tema regresó a la mesa tras el tiroteo en Las Vegas, donde al menos 58 personas perdieron la vida.

De acuerdo con la Brady Campaign, una asociación que lucha por el control de la venta de armas, en el territorio estadounidense mueren 33 mil 880 personas por disparos de bala, que equivale en promedio a 93 fallecimientos por día.

Por otro lado, según el último reporte de la organización Archive Gun Violence, en lo que va del año se registraron 46 mil 595 incidentes armados en el vecino país, en los cuales 11 mil 632 personas perdieron la vida.

La Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), informó que durante el 2015 más de 139 mil licencias de armas de fuego fueron otorgadas, mientras que cerca de 11 millones fueron fabricadas.

La Casa Blanca señaló este lunes que sería “prematuro” iniciar un debate sobre el control de armas de fuego, asegurando que en estos momentos la prioridad debe ser “la unión del país”.

Sin embargo, usuarios en redes sociales, entre ellos importantes celebridades, exigieron a los congresistas republicanos y demócratas un consenso para el control de armas, un derecho que desde hace más de dos siglos garantiza la Segunda Enmienda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here