Quintana Roo vive 3 días seguidos de violencia

    67

    Tres días seguidos de violencia se han vivido en Quinta Roo, primero con un tiroteo en el Blue Parrot; después con mantas que avecinan más hechos violentos; terminando con el ataque a la Fiscalía General y Secretaría de seguridad Pública del Estado.

    Cinco muertos fue el saldo oficial que dejó un tiroteo registrado en el club nocturno, Blue Parrot, en Playa del Carmen, Quintana Roo, donde se estaba llevando a cabo el festival de música electrónica, “BPM Fest”, el pasado 16 de enero.

    Hasta la mañana del lunes se desconocía el motivo por el cual se había producido el tiroteo, pero ese mismo día por la tarde, el portal de noticias, Semanario Línea Roja, publicó el rumor de que los hechos sucedieron luego de que uno de los organizadores del “BMP Fest” le prohibiera la venta de drogas al presunto líder de un cartel.

    Más tarde, el rumor se profundizó con la aparición de una manta colgada la mañana del martes en una zona cerca del ataque donde murieron cinco personas, entre ellas cuatro extranjeros.

    En la imagen, publicada por el director editorial del Semanario Playa News, aparecía la manta que decía: “Esto es una muestra de que ya estamos aquí, fue por no alinearte Philip BPM, es el inicio, vamos a cortar las cabezas de golfos, pelones y chapulines”, y la nota fue firmada por El Fayo Z vieja.




    Posteriormente, el día de ayer por la mañana se registraron ataques armados contra las instalaciones de la Fiscalía General y de la Secretaría de Seguridad Pública de Quinta Roo, con un saldo de cuatro muertos y cinco detenidos.

    El enfrentamiento ocurrió sobre la avenida Xcaret alrededor de las 15:30 horas. “Diez personas a bordo de motocicletas dispararon armas de grueso calibre y lanzaron granadas contra los inmuebles”, explicó el gobernador del estado, Carlos Joaquín González.

    Asimismo, se registraron disparos en zonas aledañas causando caos y descontrol en la ciudadanía.

    Esta jornada de violencia ha llevado, tanto a las autoridades locales como nacionales, a activar el código rojo. Las calles en Cancún lucen desiertas, se instalaron filtros de seguridad en las salidas de la ciudad y fue restringido el acceso a la zona hotelera. Algunos operativos están a cargo de soldados y elementos de la marina.

    El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, envió un mensaje a la ciudadanía en el que dijo que este ataque se enmarca en el contexto de la lucha contra los grupos del crimen organizado y cualquiera que quiera ir por sobre la ley.

    “Los delincuentes estaban acostumbrados a que sus fechorías no sólo no tenían castigo, sino que eran toleradas. Desde el primer día de mi gobierno señalé que nadie está por encima de la ley, y el que la hace, la paga. El ataque a las instalaciones de justicia lo único que revela es que vamos por el camino correcto y no vamos a bajar la guardia”, así se declaró el gobernador.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here