Tres vallas publicitarias llaman la atención sobre abuso sexual en EUA

48
Tres vallas publicitarias llaman la atención sobre abuso sexual en EUA
Foto: tomada de la web

Luego de ver “Three Billboards Outside Ebbing, Missouri”, una mujer creó su propia serie de carteles publicitarios para denunciar su caso de abuso sexual.

Una mujer decidió comprar un espacio publicitario en tres vallas digitales, por un mes, para llamar la atención sobre un caso de abuso sexual que tuvo lugar unos 20 años atrás en una escuela de Nueva York, y del que ella fue la víctima.

Su nombre es Kat Sullivan y afirma haber tenido la idea tras ver la película “Three Billboards Outside Ebbing, Missouri” (cuyo nombre en español es “Tres premios por un asesinato”), cuando tomaba un vuelo hacia Orlando, Florida, en febrero de este año.

El film trata sobre una madre quien, para ejercer presión sobre la policía local para que encuentre al asesino de su hija, renta una serie de gigantes letreros publicitarios en Missouri.

Sullivan confiesa haberse sentido completamente identificada con la necesidad de esa mujer por “hacer algo” y entonces pensó que seguir sus pasos sería una buena idea.

Y es que Katt fue violada por un antiguo maestro cuando estudiaba en la Escuela Emma Willard en Troy, Nueva York, en la década de los ‘90, y lo único que se logró es que el profesor Scott Sargent fuese despedido, pero seguía recibiendo cartas de recomendación para enseñar en otro lugar.

Ya que los abusos tuvieron lugar hace 20 años, el estatuto de limitaciones se había agotado y dejado a la Sullivan sin ningún recurso legal, por lo que decidió tomar el dinero recibido de un acuerdo con la escuela para llevar a cabo su campaña.

Cada valla mide aproximadamente 50 pies de ancho; una está colocada en Albany, no muy lejos de la escuela Emma Willard. Otra está en la I-95 en Fairfield, Connecticut, cerca de una escuela donde tiempo después el profesor Sargent dio clases.

La tercera y última está junto a la I-90 en Springfield, Mass., cerca de la ciudad donde hoy reside el mencionado maestro.

Aunque el diseño original para las vallas incluía el nombre y rostro de Sargent, la información tuvo que ser removida ya que la compañía propietaria de las vallas publicitarias no le permitiría usarlas por temor a ser demandados, mientras que otras dos compañías, ni siquiera quisieron trabajar con ella.

El costo de los tres letreros será de 14 mil dólares por 28 días, más otros dos mil que ella invirtió en un sitio web en el que publicará el nombre y fotografía del perpetrador de los abusos una vez cesen los carteles.

Entre tanto, Sargent no quiso responder a las solicitudes de comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here