Cosas que debes considerar de un Shopper

El producto de una empresa no es necesariamente comprado por el consumidor. De hecho, una persona que no responde al perfil del consumidor típico de la empresa, este se conoce como shopper. Es fundamental distinguir entre shopper, cliente y consumidor en el mundo empresarial. Estos términos se intercambian con frecuencia en la conversación cotidiana, pero tienen significados diferentes en los negocios.

Cliente es una expresión más general que engloba los términos "comprador" y "consumidor". Este concepto se aplica a cualquier costumbre, método de compra o uso de un producto o servicio. La costumbre en torno a la compra y uso de un producto o servicio la establece el cliente. Un cliente puede ser una persona o una organización empresarial que compra bienes y servicios (mayoristas, minoristas, fabricantes, etc.).

Quienes consumen o utilizan un producto o servicio se denominan consumidores. Esto no es lo mismo que el concepto de cliente, porque mientras todos los clientes son consumidores, no todos los consumidores son clientes. Piensa en productos infantiles como juguetes y accesorios: los clientes son los padres, mientras que los consumidores son los niños.

El término "shopper" se refiere a una persona que busca un producto específico en el punto de venta. El shopper es alguien que entra en una tienda para ver cosas, pero no toma una decisión de compra. Sin embargo, no todos los consumidores son compradores. Hay que tener en cuenta que el shopper no es necesariamente el que usa el producto al final, y por tanto, no es siempre un consumidor.

La falta de coherencia en el comportamiento de los compradores hace más difícil predecir sus decisiones de compra. Por ello, debes identificar los múltiples perfiles que puede tener un consumidor, ya que ayuda a la empresa a determinar cómo motivarlos a comprar el producto que se le ofrece.